Museo Plasentia de Butrón

Museo PlentziaEl museo se ubica en el edificio del antiguo consistorio, cuya tipología corresponde al de una casa torre. Al exterior tiene dos escudos: el de la Villa y el de los Reyes Católicos. Sobre la entrada, una inscripción de 1562 alusiva al donante Don Martín Pérez de Placencia. Después de la construcción de la actual casa Consistorial, en el año 1922, sirvió como juzgado comarcal y local.

Las maquetas de barcos muestran la evolución de la navegación. El más antiguo expuesto es una nao del siglo XV. Esta fue reemplazada por el galeón, buque de carga y también de guerra, importante en la navegación de altura durante los siglos XVI y XVII. El siglo XVIII supone la aparición de otros tipos de barcos como la fragata, la goleta, el bergantín, etc. Más adelante, en el siglo XIX, surgen los veloces clippers, y a finales de ese siglo, el vapor se extiende sustituyendo a los barcos de vela. El final de este recorrido por la tipología naval se completa con el siglo XX y sus buques mercantes, ferrys de pasajeros y superpetroleros.

Algunas de las maquetas expuestas son exvotos, normalmente colgados de la bóveda de las iglesias. Idéntica finalidad tenían varios de los cuadros de barcos, lo que explica el ambiente de tormenta que en ellos se representa. Otros son un recordatorio, en algún caso pintado por algún miembro de la tripulación.

Bergantin PlentziaEn ambas plantas se muestran fotografías de marinos, naturales de Plentzia, o estudiantes de la escuela náutica. Destacar a Nicolás de Olaguibel y Esnal, nacido en Plentzia, armador, banquero y comerciante, figura revelante en la vida política y económica de Bizkaia de mediados del siglo XIX. Es muestra de la difícil y exitosa carrera de un plentziarra emprendedor, perjudicada por su afiliación en la Segunda Guerra Carlista.

Además, en la segunda planta se muestran diversos instrumentos de navegación. Algunos eran utilizados para la navegación y observación de los astros como: anteojos, octantes, sextantes, planisferios, naviesfera, la bitácora, el compás, la aliada y otros para la medición de la velocidad como la corredera. Junto a ellos, elementos procedentes de barcos, como un timón, vajilla, campanas, faroles, etc.

CorrederaLa documentación marina se completa con una variada muestra de ordenanzas, cartas de navegación, de carácter comercial (fletes), diarios de navegación, derroteros, nombramientos de pilotos, fotografías de barcos, tratados de astronomía y navegación…

En julio de 2009 incorporamos a nuestra exposición permanente el cuadro del pintor plentziarra Jenaro Urrutia Olaran (Plentzia, 1893 – Bilbao, 1965). Este pintor fue el primer artista de renombre nacido en la Villa. Inició su formación artística en la Escuela de Bellas Artes y Oficios de Bilbao, para seguir estudiando posteriormente en París y Roma.

Urrutia plasmó los paisajes de Plentzia, su ría, las plazas y calles, los edificios y a algunos personajes del momento. Este es el caso de Hilario Gorordo Artaza (Capìtán de la Marina Mercante y alcalde de Plentzia de 1916 a 1921), quien sale representado en el citado cuadro.

Más información en museoplentzia.org

Farmacia Museo Aramburu

Farmacia Museo Aramburu

El 4 de enero de 1888, Don Pedro Aramburu Mendieta abrió al público por primera vez las puertas de esta farmacia y desde ese día, semana tras semana, ha continuado su labor sanitaria desarrollando todo un abanico de quehaceres profesionales: elaboración de fórmulas magistrales, análisis químicos, bromatológicos, clínicos…

En su interior nos encontramos con productos y utensilios de trabajo usados en esta botica a lo largo de su dilatada vida. Se trata de mostrar la evolución que ha sufrido el medicamento en el último siglo sustituyendo los productos naturales por los químicos y las formulas magistrales por las especialidades farmacéuticas. Además, se ha querido presentar la estrecha relación que ha tenido la profesión farmacéutica con el mundo de la analítica y otros campos científicos.

La muestra ocupa los espacios originales de la botica, del primitivo laboratorio y la antigua rebotica, lugar de interesantes tertulias a las que asistía, entre otros intelectuales, D. Miguel de Unamuno.

Más información en farmacia-museoaramburu.org