Singular construcción de carácter rural inserta en el medio urbano tras la cabecera de la Iglesia parroquial de Santa María Magdalena, que como su nombre evoca, se situaba en las inmediaciones del portal o arco de Santiago del recinto murado de la Villa, punto de partida del camino a la anteiglesia de Gorliz a través de la calle Portaleta, que también alude a dicho portal.

El deterioro de Goñi Portal se acentúa durante este siglo, llegando a desafectarse como vivienda hacia los años ochenta amenazando ruina inminente. Esto requiere la urgente intervención del Ayuntamiento para preservar esta muestra singular de arquitectura rural que se inscribe en el Casco Histórico de la Villa declarado Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, y como zona Arqueológica. Estando también considerado de interés arquitectónico relevante en el Plan Especial de Rehabilitación del Casco Histórico. Este edificio reúne, pues, una serie de valores de orden histórico, arquitectónico y urbanísticos para destinarlo a usos culturales.

Se tienen constancia documental de la construcción de este edifico para la segunda mitad del siglo XVII. También da muestras de su antigüedad algunos elementos constructivos, como los pies derechos de su estructura, en que se apoya la viga adintelada del portal. Esa primera construcción destinada a usos agrícolas extramuros de la Villa, y al pie del mojón divisorio con Gorliz, era de planta cuadrangular, albergando el establo y la caja de escalera central en la planta baja, la vivienda en el principal y un desván corrido bajo la cubierta a dos aguas. Sería en el s. XVIII cuando se amplió el edificio mediante la construcción de crujías laterales, con objeto de habilitar dos viviendas con acceso independiente a través de una escalera de patín. Esta ampliación guarda relación con la demanda de vivienda motivada por el aumento de la navegación y la consiguiente explosión demográfica. Perdería entonces su marcado carácter de construcción rural hasta integrarse en el marco urbano.

Más información en museoplentzia.org